Kentia Howea forsteriana

Ref:MAP001

Es una de las palmeras más decorativas debido al porte que le otorgan sus largas y finas hojas arqueadas. Normalmente, la kentia suele tener cuatro o cinco hojas grandes; en condiciones normales, cuando empieza a brotar una nueva hoja, la más vieja tiende a secarse. Es una planta que ocupa mucho espacio, por lo que sólo es apta para lugares amplios donde sus hojas puedan arquearse sin sufrir rozamientos.

En verano riega 2 veces por semana y 2 veces al mes en invierno. El pero enemigo de la Kentia es el encharcamiento, sobre todo en invierno. Sin embargo, en verano, no debes dejar que se seque el cepellón. Comprueba que drena bien la maceta y no se queda acumulada el agua en el fondo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Kentia Howea forsteriana”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *